Personajes Ilustres

PERPETUA SARAGUETA  (Mezkiritz 1905 – Pamplona 1986)

Son muy pocas las mujeres de la época de Perpetua que escribieron en euskera y consiguieron ver publicados sus textos. La personalidad excepcional de esta mujer y el profundo amor por su tierra y su lengua natal fue, sin duda, lo que le llevó a ser fiel colaboradora de varias publicaciones.
Perpetua fue la mayor de trece hermanos. En Mezkiritz, su pueblo natal, no había escuela hasta que el párroco Manuel Lusarreta comenzó él mismo a dar clases a los 56 pequeños de la localidad. Perpetua acudió desde los 7 hasta los 10 años, sólo tres cursos, porque el sacerdote cayó gravemente enfermo y tuvo que dejar esta labor.
Ese mismo año el padre de Perpetua sufrió un accidente en el que perdió para siempre la fuerza de los brazos. La pequeña, su madre y sus hermanos tuvieron que hacerse cargo de las carboneras y el cuidado de los animales mientras el padre se encargaba del pastoreo del ganado de sus vecinos.
La afición de la joven por la lectura y la escritura fue creciendo. Con motivo del fallecimiento de su abuela envió una nota al diario “El Pensamiento Navarro”. Un periodista lo leyó y le propuso enviar periódicamente las noticias de la zona. Poco más tarde comenzó a colaborar con “La Voz de Navarra” y las revistas “Eskualduna” de Baiona y “Argia” de San Sebastián. Desde 1929 hasta 1936 escribió un buen número de artículos bajo los seudónimos de “Txorrondo”, “Mendigibel” y “Aritza”.
En 1931 se casó con el bertsolari baztanés Trinidad Urtasun, con el que tendría seis hijas. Comenzó a trabajar con él en la panadería familiar repartiendo el pan por varias localidades. Fue la segunda mujer que obtuvo el permiso de conducir en Navarra.
La guerra trajo de nuevo el sufrimiento a la familia. A consecuencia de una paliza propinada por los falangistas, su marido se quedó prácticamente disminuido para el resto de su vida.
En 1944 se trasladaron a Pamplona. Perpetua pasaba noches enteras cosiendo y bordando para sacar adelante a la familia.
Durante sus últimos años Perpetua recobró las ganas de escribir con la intención, principalmente, de plasmar lo que había aprendido a lo largo de su difícil vida.
Así escribió: “Ahora ya no me importa nada. Quisiera que los hijos de mis hijas supiesen que la vida no es siempre tan buena como la que ellos tienen. También quiero que mis nietos aprendan a hablar, a leer y a escribir mi euskera”.
Guía para acceder a sus obras editadas:
“Nere oroimenak” (“Mis memorias”) es el trabajo más extenso de Perpetua. Está sin publicar al completo. Los fragmentos que han visto la luz son “Nere oroimenak” (FLV 31); “Trinidad Urtasun bertsolaria (1894-1978)” (FLV 32), texto escrito en memoria de su marido recientemente fallecido; “Perpetua Saraguetaren euskal ipuiak” (EGAN, 5-6), colección de cuentos publicados tras la muerte de su autora; “Mezkiritz (Erroibar)” (CEEN 31), en el que se recogen sus recuerdos de Mezkiritz, de los montes y del medio en el que creció; “Mezkirizko etxe barnea” (Anuario de Eusko Folklore 31), textos en los que habla de la casa, de sus trabajos, como la comida o la limpieza y de temas ligados a la religión; y “Mezkirizko langintza” (Anuario de Eusko Folklore 32), trabajos de agricultura, ganadería, elaboración del carbón, etc. También escribió sobre las danzas de su pueblo en 1986, en el número 34 de la revista “Dantzariak”.

Euskaltzaindia ha colgado en la red el libro Perpetua Saragueta: eskuidatziak eta hiztegia que se puede consultar en la página web de la Academia. Su autor es Andres Iñigo, representante de Euskaltzaindia en Navarra, y se trata de la 9ª obra de la colección “Mendaur”.

El libro recoge los escritos de Perpetua Saragueta (Mezkiritz, Valle de Erro, 1905). Su obra se divide en dos: por un lado las crónicas que escribió en los años anteriores a la guerra civil, y por otro, los escritos que fue realizando a lo largo de los años, principalmente los de la década de los 70. Algunos de ellos han sido publicados pero la mayoría no, y por ello se han recogido en este libro. Además se incluye el diccionario de términos que aparecen en la obra de Perpetua, y que han sido recopilados por su autor, Andres Iñigo.

Por otra parte el libro contiene dos anexos: en uno se recogen las crónicas sobre Mezkiritz  y Arizkun que enviaba Perpetua a la revista Eskualduna de Baiona y Argia de Donostia, en la época anterior a la guerra civil; el otro es un CD en el que se han recopilado tres grabaciones largas que Jose Maria Satrustegi le hizo a Perpetua en 1977 y 1979 y que también pueden escucharse en la web de Euskaltzaindia.